jueves, 22 de agosto de 2013

Sangre menstrual, leche materna y flujo vaginal

¿Qué tienen en común la sangre menstrual, leche materna y el flujo vaginal? 
Eso me pregunté el otro día mientras miraba perpleja, una tras otro, desfilar tres anuncios de televisión en una cadena. Por estas cosas de la vida, en una pausa de no sé qué programa (que me imagino iba dirigido a gente joven), tres mujeres vestidas de blanco bailaban con tres hombres. Las mujeres se contorsionaban, pegaban caderas y pelvis en diferentes lugares de la anatomía masculina y después se iban con aspecto satisfecho al haber comprobado (se supone) que los hombres no se habían percatado de que bajo esas faldas impolutas, llevaban una compresa y estaban menstruando. El slogan que cerraba el anuncio era: "Muy segura, muy mujer". 


Inmediatamente, una marca de leche de continuación (con un bebé de unos 6 meses) mostraba imágenes de una madre que aparentaba dar de mamar al bebé (porque tenía un hombro descubierto) y después le daba la mejor leche de continuación con un biberón. Una que se supone protege al bebé y ayuda al sistema inmunológico del crío. Eso sí, era una madre amorosa y tierna.

A continuación una pareja semidesnuda (sus genitales correctamente tapados) y muy "fogosa" en un cuarto de baño hacía el amor tipo "aquí te pillo aquí te mato"con ayuda de un tubo de lubricante vaginal.  Se supone que el deseo los había desbordado... ¿! 

A veces, el cócktel se vuelve tan explosivo que no puedes menos que atender a algo que hasta entonces sucedía ajena a mi. Una vez más, la televisión, como un calidoscopio que nos expone mucho más de lo que en principio pudiera parecer, nos daba una muestra, en estos tres anuncios, tan pegados, uno detrás de otro, de una realidad profunda y, permitidme, algo turbia.



¿Qué tienen en común la sangre menstrual, la leche materna y el flujo vaginal? 

Que los tres son fluidos naturales que brotan del cuerpo de la mujer como respuesta a su naturaleza sexual y mamífera*. En realidad, si lo miramos con una cierta perspectiva, el hecho de que se vendan productos que minimicen u oculten estos flujos o los sustituyan es más que una casualidad en la distribución de la carga publicitaria de la cadena. Que además te los muestren así, uno detrás de otro, refleja lo alejados que estamos de, ni siquiera, disimularlo. 

¿Cómo estamos todavía ocultando (sobre todo al hombre como sujeto que hay que proteger de mis fluidos naturales) la menstruación para vender compresas? ¿Cómo es posible que demos por hecho que la madre humana no tendrá leche para su cría más allá de los primeros meses? ¿Cómo es posible que pueda gozar sexualmente con un tipo, y que me apetezca hacer el amor fogosamente con él, si mi vagina no se humedece? 

Como metáfora no tienen precio estos tres anuncios por separados. Juntos forman una realidad pasmosa en la que, hombres y mujeres, caemos prisioneros: El cuerpo de la mujer, desecado y maldito, expuesto a la humillación de ser como es, a la incapacidad de sostener la Vida, y de ser objeto sexual (que no sujeto del deseo). 

De verdad, ahora en serio, ¿Os parece normal?  


* La mayoría de las hormonas implicadas en la lactancia, son las mismas que las hormonas implicadas en la sexualidad de la mujer y las que desencadenan el orgasmo: oxitocina, dopamina, prolactina, endorfinas y adrenalina.

14 comentarios:

mamanenes dijo...

Totalmente de acuerdo, me encanto el articulo! es pasmoso la manera como la sexualidad femenina en pleno siglo XXI es más tabú que nunca, la violencia hacia la mujer no para, más bien se multiplica y se esconde en la sutileza de la naturalización. Agradecida por tu página y la de muchas mujeres que alzan su voz y aportan sabiduría para que todas algún día resonemos juntas, consientes, completas y felices de nuestra naturaleza sexual y ciclica. =)

Alesa dijo...

Totalmente de acuerdo, me encanto el articulo! es pasmoso la manera como la sexualidad femenina en pleno siglo XXI es más tabú que nunca, la violencia hacia la mujer no para, más bien se multiplica y se esconde en la sutileza de la naturalización. Agradecida por tu página y la de muchas mujeres que alzan su voz y aportan sabiduría para que todas algún día resonemos juntas, consientes, completas y felices de nuestra naturaleza sexual y ciclica. =)

Chica Púrpura dijo...

Sólo necesité de esos lubricantes mientras tomaba anticonceptivas. Dejarlas fue la mejor decisión.

Anónimo dijo...

Tb lo mismo con el sudor, tenemos q ser asépticas, d plástico, menudo mundo...

UnaMama ParaDos dijo...

Me ha encantado este post! has sido capaz de plasmar tantos sentimientos encontrados que me produce ver este tipo de anuncios,nunca me había planteado el coctel que puede suponer poner uno detras de otro pero imagino que simplemente es una forma más de ocultar nuestra propia naturaleza y lo que realmente somos

Denise dijo...

Hola! Gracias por este articulo coincido totalmente con vos y con mamanenes este tipo de cosas están tan absurdamente naturalizadas, debemos como mujeres volver a ser conscientes de nosotras mismas y nuestra femineidad,volver a lo natural para darles una realidad mejor a nuestros frutos ( nuestros hijos, hombres y mujeres el día de mañana) presente y futura!

Anónimo dijo...

Realmente bueno. Estoy totalmente de acuerdo y te doy las gracias por compartirlo, ya que nunca habia caido en esa perspectiva al ver este tipo de anuncios..

Anerol dijo...

Las mujeres estamos condenadas a ser vistas como un objeto útil para los demás: central lechera (pero poco, que se nos ve una teta) y objeto de placer (pero poco, de uso exclusivo).
Tenemos que mostrar y a la vez escondernos.
Y nadie parece darse cuenta de que el problema no lo tenemos nosotras, sino quienes consideran que las mujeres, por el mero hecho de serlo, tienen que vivir ocultas.
Qué triste y qué necesario este post.
Gracias.

Silvia Durá dijo...

Es verdad, a veces nos quedamos con la boca abierta al descubrir lo desnaturalizados que están los conceptos de mujer, de madre, de deseo sexual. Muy bien traída esta triple mirada a los juicios con los que las mujeres (y hombres) son bombardeadas diariamente.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir esta valiosa informacion. Como mujeres es nuestro deber hacernos sentir y presentar nuestra voz de protesta y debemos iniciar una nueva y real transformacion del ser femenino traves la educacion de nuestras niñas. ¿Cuanta estigmatizacion hemos tenido q llevar a traves de la historia? ya es tiempo de hacer un alto en el camino y decir "BASTA"

Anónimo dijo...

Hola, soy hombre, ante todo quiero decir que he leído el artículo, también que tengo pareja estable desde hace tiempo y ella sigue a Femen, yo lo sigo con ella y me parece correcto lo que hacen.

Unas cosas que quiero decir y reflejar mi opinión. En el primer anuncio, el "contoneo, pegar la pelvis y la cadera" es un estilo de baile llamado Jazz/Danza contemporánea. La menstruación, a mi punto de vista, es algo natural, humano y a la vez animal. Yo siempre he tenido en mente desde pequeño, lo que me han enseñado, que la compresa es un utensilio de higiene y, en mi opinión, que está bien. En el instituto recibí educación sexual, la cual me enseñó de ambos géneros y su evolución a lo largo de la vida y en ningún momento me dio asco. Sobre la crítica al anuncio, refleja el ámbito de las bailarinas, si se ha creado este tipo de compresa es por "algo" y ese "algo" influye a las mujeres de este ámbito.


Sobre el segundo anuncio, yo no creo que "¿Cómo es posible que demos por hecho que la madre humana no tendrá leche para su cría más allá de los primeros meses?". Hay mujeres que no pueden dar el pecho, porque a lo mejor no tiene pezones, porque a lo mejor tiene los pechos operados, por cualquier suceso. Ese anuncio estará hecho para madres determinadas que no puedan dar de mamar a sus hijxs, no para denigrar a nadie, para demostrarle a las mujeres que no pueden dar el pecho que son iguales, que no es un problema no dar el pecho, que pueden alimentar perfectamente a sus hijos sin ningún problema.

Y por el último, tu puedes desear acostarte con un "tipo" u hombre/chico que te gusta independientemente de que no lubriques bien, el deseo está ahí. También los lubricantes tienen otras finalidades, como por ejemplo mera herramienta de juego dirigido a sabores para sexo oral (tanto para hacérselo a ella o a él). El anuncio del lubricante podría estar dirigido al público homosexual.

Por último decir que esto que he escrito es solo mi opinión, individual. Sinceramente, lo que me parece un problema de verdad es el alto IVA que se la puesto a las compresas, que las ayudas a madres con problemas no sean gratuitas y que la sequedad vaginal sea un impedimento para poder gozar de un placer tan natural como es hacer el amor.

Silvia dijo...

Hola Mónica, te felicito por el escrito!!
Con tu permiso comparto el enlace en otro escrito que he publicado en mi web, relacionado con el tema... De hecho, a lo largo de la semana he leído post, he visto situaciones que me han llevado a hacer una reflexión sobre lo que está pasando en relación a los procesos fisiológicos femeninos...
Te dejo el enlace por si te apetece leerlo, el original es en catalán pero se puede traducir en la misma web. http://www.espaimares.cat/desnaturalitzant-els-processos-fisiologics/ Gracias.

LILIANA CASTRO MORATO dijo...

Saludos Monica, habia cavilado en ello varias veces y he encontrado en tu texto lo preciso. Un abrazo, gracias por compartir.

Noelia Prieto dijo...

Estupendo artículo, como siempre!! :-) también podrías explicarnos por qué las mujeres de la tele sangran azul?? ;-) abrazos!!!!

Hacemos comunidad en Facebook