martes, 16 de mayo de 2017

La Sexualidad Sentida, curso presencial en Barcelona

Vamos a hablar de sexualidad. Mejor aún. Vamos a hablar y a sentir nuestra sexualidad. Dentro de poco. Muy poco. En Barcelona. Nos vamos a juntar Carolina Izquierdo, que trabaja con diafreoterapia, y yo junto a 15 mujeres y nos vamos a aventurar por el cuerpo y las sensaciones, las ideas y emociones. Hemos diseñado un curso práctico de fin de semana para relajar las estructuras corporales, aprender a sentir de nuevo el cuerpo y disfrutar de su potencialidad. Os presento el curso teórico-práctico "La Sexualidad sentida"


Es fácil intuir que la sexualidad es mucho más de lo que nos dicen. Nos afecta en todos los aspectos de nuestras vidas. Dice Casilda Rodrigañez que el verdadero orgasmo femenino es el que se produce en el cuello del útero. Para que éste se de, el útero debe de estar relajado y sus fibras deben de permitir que éste se mueva con naturalidad.

El curso "Sexualidad Sentida" es un recorrido teórico-práctico por el imaginario y el cuerpo de las mujeres en relación a su sexualidad. Abarca los mensajes de los medios de comunicación, los valores sociales dominantes y, sobre todo, el autoconocimiento y la vivencia íntima del propio cuerpo.

Cuestionaremos todo el bagaje cultural recibido para sacar nuestras propias impresiones. Mientras realizamos un recorrido práctico de descubrimiento del propio cuerpo para encontrarnos con las sensaciones corporales dormidas y descubrir el enorme potencial vital que implica el encuentro con el propio cuerpo y la sexualidad que de él emana.

 

Objetivos:

  • Descubrir el caudal de sensaciones físicas que emanan del cuerpo.
  • Aumentar el deseo y el placer sexual.
  • Mantener una actitud abierta y tolerante con la propia sexualidad.
  • Encender la llama del útero.
  • Acceder a los orgasmos uterinos.
  • Aprender a convertir la energía sexual en creativa.
  • Acceder a la vivencia del propio cuerpo, pasando de ser un cuerpo objeto a un cuerpo experiencia.
  • Mejorar la asertividad y empoderamiento.
  • Tomar las riendas de tu sexualidad.
El curso Sexualidad Sentida incluye:

Sesiones presenciales en Barcelona, los días 3 y 4 de junio.
+
Documentación y CD con archivos para continuar con la práctica
+
Espacio virtual online en exclusiva para las participantes 



Programa del curso Sexualidad Sentida


Sábado mañana (de 10:00 a 14:00):
  • Círculo inicial
  • Presentación del trabajo
  • Teoría social y del cuerpo
  • Prácticas de diafreoterapia
  • Ejercicio práctico: Abrir la conciencia al cuerpo

Sábado tarde (16:00 - 20:00):
  • Teoría: el útero y la sexualidad
  • Prácticas de diafreoterapia
  • Ejercicio práctico: activación útero + viaje interior

Domingo mañana (10:00 - 14:00):
  • El orgasmo y la vida
  • Prácticas de diafreoterapia
  • Ejercicio práctico: La sexualidad sentida
Precio: 180 €
Precio reducido (solo hasta el 25 de mayo): 160 €
Plazas limitadas. Solo 15 participantes. Reserva por estricto orden de inscripción.
Quiero mi plaza
Unimos el trabajo de conciencia corporal basado en la diafreoterapia y el trabajo del útero y su capacidad orgásmica y de aumento de la vitalidad del libro "Cuerpo de Mujer. Re-conectar con el útero" para crear un curso novedoso, profundo y transformador.
¿Quieres ser parte de esta aventura?

Carolina Izquierdo

Diafreoterapeuta especializada en mujer.
Antropóloga
diafreoterapia.blogspot.com



¿Te interesa el tema? Quizá quieras seguir leyendo más aquí: La sexualidad a los 42 años


Mónica Felipe-Larralde

Autora del libro "Cuerpo de Mujer, reconectar con el útero"
Experta en género y salud
www.elutero.es

jueves, 4 de mayo de 2017

Todas somos gordas

Hace unas semanas hablaba con unas buenas amigas que se quejaban de que siempre habían recibido presión por parte de las personas cercanas, y no tan cercanas, sobre su peso corporal o "sobrepeso". Hablaban de la gordofobia, el odio social a las personas gordas.  De los comentarios que las avergonzaban y de las humillaciones. Y es que ser gorda en esta sociedad es casi un delito. La discriminación por el aspecto corporal en esta sociedad del consumo es habitual. Yo las escuchaba asintiendo a la narración de sus experiencias, hasta que de pronto, me vi totalmente identificada con ellas.

En realidad, y es independiente de nuestro peso corporal, todas las mujeres somos gordas porque todas las mujeres hemos aprendido a vivir dentro de un cuerpo que otras personas han declarado no adecuado. La visión de cómo ha de ser nuestro cuerpo de mujer impacta desde la más tierna infancia a través de los medios de comunicación. Desde los anuncios hasta los maniquíes de los escaparates, desde las marquesinas de las paradas de autobuses o las películas, allá donde miremos vemos cómo debe de ser nuestro cuerpo para ser deseado y mirado. Todas tenemos en mente cómo ha de ser. Y todas sabemos que el nuestro no se ajusta a ese modelo rígido de belleza y cuerpo deseable. Quien no es gorda, es baja o demasiado alta, quien no tiene arrugas en la cara o estrías en el vientre, nuestras tetas son grandes o pequeñas o caídas o tenemos celulitis o somos demasiado delgadas o mayores... da lo mismo. 

Tal y como nos educan, nos vemos condenadas a entendernos dentro de un cuerpo en el que no estamos cómodas. Y ese cuerpo, que a ratos detestamos y con el que a ratos nos reconciliamos, es la herramienta que tenemos para estar en el mundo: es que es lo que somos (también). Siguiendo el trabajo de Merleau-Ponty podíamos decir que somos una conciencia corporeizada y, como tal, pesa y de qué manera pesa, estar en profundo e íntimo conflicto con el propio cuerpo. Ante este desvarío, no nos queda más que la resistencia: revisar los mandatos, las expectativas recibidas y toda la presión propia y ajena y mandarlas al carajo cada cierto tiempo. Y amarnos. Siempre. Por encima de todo. Por ser lo que somos, por ser cómo somos. Por nuestra capacidad de resistencia y por nuestras recaídas. Amarnos tal y como somos como acto de rebeldía y abrazar a la gorda que todas llevamos dentro.

Hacemos comunidad en Facebook